sábado, 8 de agosto de 2009

GENEALOGÍA CASTRO, Y QUESADA LÓPEZ CALLEJA

GENEALOGÍA DEL APELLIDO CASTRO MÉNDEZ desde 1560 a hoy 2009

Don Genaro Castro Méndez /Abuelo de Yaya.

Luis Méndez de Sotomayor y Cerrato 1560-1650

Juana de Vera y Herrera 1566

Juana de Vera Sotomayor García Ramiro-Corajo y Zúñiga

,

se divide en dos ramas: Corajo y Vera –Astúa y Chaves

Juana Ramiro Corajo y Vera Sotomayor Francisca Zúñiga y Sotomayor 1666

Gil Alvarado y Benavides Francisco de Chaves y Alfaro 1606-1650

José Alvarado y Vera María de Chaves y Zúñiga 1642-1724

Petronila Retes Peláez Vázquez de Coronado Juan de Astúa y Chaves 1634- 1671 María Bonilla

Antonio Alvarado Retes y Vázquez de Coronado Juan de Astúa Bonilla 1700-1755

Juana Aguirre Lizondo y Rodríguez Moreno Antonia Josefa de Soto

Miguel Alvarado Aguirre María Magdalena Valverde Echavarría

Nicolás Astúa Bonilla 1700.1755 Antonia Josefa de Soto

Benita Alvarado Valverde Felipe Benito Fernández-Valverde Umaña

María Cayetana Astúa y Soto Miguel Rodríguez del Castillo

Ramona Rodríguez Astúa Anselmo Aguilar Moreno

Luis Aguilar Rodríguez Narcisa Fernández Alvarado

Albertina Silvestra Aguilar Fernández Pedro Montero Sáenz

Ana Nicolasa Montero Aguilar 1845-1904 José R. Laureano Echandi Morales

José Dolores Echandi Montero 1936 Eduviges Álvarez Cordero

Esther Álvarez Cordero-1952 José Matías Salazar Chaves-1931

Brígida Salazar Álvarez Alberto Jorge Domingo Sell Merino

aquí la tercer rama que viene de Nicolás Astúa

Petronila Cayetana Astúa y Soto 1747 José Mateo de Castro y Umaña

José Anastasio de Castro Astúa Francisca Blanco Durán

Félix María de Jesús Castro y Blanco 1809- Juana Antonia Bustamante Zúñiga 1821

Leonor Castro Bustamante 1914 Ignacio Merino Padilla 1926

Raymunda Leonor Merino Castro Arturo Sell Steffen

Alberto Jorge Domingo Sell Merino Brígida Salazar Álvarez

José Anastasio Castro Astúa 1772 Francisca Blanco Durán 1787

DESDE AQUÍ DOS RAMAS, UNA CASTRO Y OTRA SELL MERINO

Félix Castro Blanco 1809 Juana Antonia Bustamante Zúñiga

Leonor Castro Bustamante Ignacio Merino Padilla

Leonor Raymunda Merino Castro Arturo Eduardo Sell Steffen

Alberto Jorge Sell Merino Brígida Joaquina Salazar Álvarez

Arturo Sell Salazar Lidiette Biasetti Lawson

Luis Alberto Sell Biasetti

De aquí la Rama de los Castro Méndez

ANSELMO CASTRO BLANCO JACINTA MENDEZ RAMIREZ

GENARO CASTRO MÉNDEZ, administrador del Teatro Nacional. Casó con doña Maria Aurelia, abuelito de María Teresa Salazar Castro (yaya)

AURELIA ECHEVERRÍA AGUILAR, hija de Francisco de Paula Echeverría Alvarado y Juana Aguilar Salazar.

MARÍA DEL ROSARIO CASTRO ECHEVERRÍA murió soltera

ROGELIO CASTRO ECHEVERRÍA, casó con EVA FAJARDO, hijos Rogelio Castro Fajardo, casó con …hijos Elba Lila, Rogelito,.., segundas nupcias Lilly, hijos…. Sídney Castro Fajardo casó con Marta , hijos Alex, viudo, Tony,fallecido, Sidney, e Ivette, casó con Chad Green, hijos

SOLEDAD CASTRO ECHEVERRÍA, casó con Gerardo Fernández Zúñiga, segundas nupcias con Fernando Brenes Arguello, y terceras nupcias con Frank Samaniego, no hay descendientes.

MARIO CASTRO ECHEVERRÍA murió soltero.

MARÍA DE LOS ÁNGELES CASTRO ECHEVERRÍA, casó con ING. ROBERTO SALAZAR QUESADA, HIJA MARÍA TERESA AURELIA.

MARÍA TERESA AURELIA SALAZAR CASTRO CASÓ CON FERNANDO VÍQUEZ VALVERDE. HIJO DE DON MANUEL ANTONIO VÍQUEZ SEGREDA Y DOÑA LUISA VALVERDE ARGUEDAS. HIJOS-

ROXANA MARÍA DE LA MEDALLA MILAGROSA casó con Oscar Ortiz Sequeira,Hijo de eusebio Ortiz Roger y Adela Sequeira, hijos: Oscar Antonio (fallecido), María Fernanda, casó con Kevin Moore, hijos Isabel e Ian Moore Ortiz, José Francisco, ingeniero, soltero, Roxanita, máster en diseño, soltera.

ROBERTO ANTONIO FRANCISCO Creativo Publicitario y compositor y guitarrista flamenco, soltero

FERNANDO JOSÉ -DE LA VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE Gerente Bancario, Máster en Economía, casó con Laura Patricia Pacheco Arce, hija de Franco Pacheco Musmanni y de María virginia Arce Hernández,hijos María Laura, Ing. Industrial y Corredora de Bolsa, casó con son Luis Diego Vargas Casafont, Fernando, ingeniero, soltero, Eugenia María, estudiante, soltera.

LUIS GUILLERMO, casó con Lidia Mora Acuña, hija de Fernando Mora y de Acuña, hijos José Guillermo, María Lidia y Luis Fernando, estudiantes.Divorciado.

IRENE MARÍA AUXILIADORA casó con Lcdo. Arturo Blanco Páez, hijo del Dr. Arturo Blanco Páez y de Vilma Patricia Páez,

hijos Gloriana y Mónica, estudiantes.

ISABEL CRISTINA DE LOS ÁNGELES, Lcda. turismo, casó con Camilo Arenas Maioco, máster en turismo,

hijo de Patricio ]Arenas y de Marcia Maioco, hijos Marcia Isabel, Irene Andrea y Elena Lucía, estudiantes párvulas.

JOSEFA CASTRO MÉNDEZ, casó con Santiago Calvo Mora el 21 de noviembre de1880.SANTIAGO CALVO MORA, hijo de Joaquín Bernardo Calvo Rosales y Salvadora Mora Pérez. DESCENDENCIA:

Amelia Calvo Castro, casó con don Everardo Gómez Rojas el 8 de diciembre 1910. Hijos

Mario Gómez Calvo, casó con María Eugenia Quirós Oreamuno, hija de don Amadeo Quirós Blanco, y doña María Cristina Oreamuno Flores.

Leonel Gómez Calvo, soltero,

María Cecilia Gómez Calvo, María de los Ángeles Gómez Calvo casó con Jorge Fonseca, hijos Vicky, Jorge Arturo y Marcela.

Flora Gómez Calvo, casó con Antonio Trejos Donaldson (antes López Calleja), HIJOS Flora Isabel casó con Fernando Leiva Runnebaum, hijos Irene, María de la Luz, y Esteban.

Atilia Calvo Castro, casó con George Hodinson, hijos Marina, Gilberto y Rafael Ángel Calvo Castro, quien casó con Francisca Aparicio, hijos Eduardo Calvo Aparicio, Mario Clavo Aparicio, Arnoldo Calvo Aparicio.

Isabel Calvo Castro casó con Eduardo Rodríguez Alvarado, descendencia María Cecilia Rodríguez Calvo, casó con Francisco Segreda Castro, descendencia:

ANGELINA CASTRO MÉNDEZ historia romántica, murió soltera.

TACIO CASTRO MÉNDEZ, casó con Silvia Castro quien nació en el Salvador, murió en 1969. Descendencia: Madre Gloria Castro Castro, Alicia Castro Castro, Silvia Castro Castro, Ramiro Castro Castro, Alfredo Castro Castro

ISABEL CASTRO MÉNDEZ, (Chabela) soltera, fue una gran pianista.

ADELA CASTRO MÉNDEZ Y MANUEL ÁNGEL GUTIÉRREZ MORA casaron el 23 de enero de 1910, hijo de Manuel Joaquín Gutiérrez de la Peña y Rosa Mora Porras. ADELA CASTRO MÉNDEZ, nació el 1 de febrero de 1869, en la casona que se encontraba donde es hoy el Teatro Nacional. Descendencia Rosita Gutiérrez Castro, nació alrededor de 1912, casó con Eduardo Castro Steinvorth (hijo de Eduardo Castro Saborío y Erna Steinvorth Marín).

Hijos Manuel Eduardo Castro Gutiérrez, Bernal Castro Gutiérrez, casó con Estrella García, Luis diego Castro Gutiérrez casó con Liliana Villalobos Blanco, Adela Rosa Castro Gutiérrez casó con Ovidio Pacheco Salazar, Olga Castro Gutiérrez, casó con Álvaro Sandoval.

ALFONSO DÍAZ, hijo natural de don Anselmo Castro Blanco, fue presidente de Nicaragua

ANGEL ANSELMO CASTRO MÉNDEZ, casó con Ramona Gutiérrez Yglesias, hijos Guillermo Castro Gutiérrez,

Ofelia Castro Gutiérrez, casó con Francisco Segreda Solera, hijos

Francisco Segreda Castro casó con Cecilia Rodríguez Calvo,

Ofelia Segreda Castro, casó con Frederick Wright Paredes,

Guillermo Segreda Castro, Lilly Segreda Castro, Arturo Segreda Castro, Fernando Segreda Castro, todos solteros

María del Carmen Segreda Castro casó con César Fábrega.

Alicia Castro Gutiérrez casó con Belisario Porras, tres veces presidente de Panamá. Hijos Rodrigo Porras Castro, Álvaro Porras Castro, Hernán Porras Castro, Alicia Porras Castro,

Jorge Segreda Castro, casó con Mary Mena Pérez,

Marta Segreda Castro casó con Felipe Van der laat . hijos

Olivia Castro Gutiérrez casó con Luis Demetrio Tinoco Gutiérrez, hijo Rodrigo Tinoco Castro, casó con Irma Guirola,

Porfirio Castro Gutiérrez casó con Teresa Sobrado García, hijo vitamina.

Esperanza Castro Gutiérrez, casó con Luis Demetrio Tinoco, su ex cuñado viudo. Hijo Luis Demetrio Tinoco Castro

Rodolfo Castro Gutiérrez casó con Matilde Fábrega, Fernando Castro Gutiérrez, soltero

Miguel Ángel Castro Gutiérrez, casó con María Cristina Echeverría Jiménez , ,hijos :

Guillermo Castro casó con María Cecilia Montealegre hijos

Fernando Castro Echeverría casó con Flora Carazo Brenes, hijos

José Miguel Castro E, casó con Gloria Lachner Guier,

hijos Miguel Ángel, casó con María Amelia Montealegre E.,

María Elena Castro casó con Manuel Santos Carrillo,

Rodolfo Antonio Castro, casó con Sussy Jiménez Durán,

María Rosa Castro L. casó con Edgar Badilla Castro,

Luis Javier Castro casó con Luisa Fernanda López Apéstegui,

Gloriana Castro Lachner casó con Alberto Raven Odio,

Rodrigo Castro Echeverría, casó con Ana Teresa Fonseca Echandi,

hijos Rodrigo Arturo Castro, Olivia,

Casó don Rodrigo en segundas nupcias con Ana Cristina Villafranca Núñez, hijas

ANSELMO CASTRO GUTIÉRREZ casó con Isabel Jiménez

INFORMACIÓN ADICIONAL.

dada por Prof. Luis Alberto Sell, a Luis Diego Castro G. que dice así:

Prof. Luis Alberto Sell, apartado 1381 (2150) Moravia, teléfono 2285 0363 8392-4852

Don Anselmo Castro Blanco, bautizado el 21 de abril de 1822, casó con Jacinta Méndez Ramírez. Los padres de don Anselmo fueron:

Anastasio Calvo Astúa, bautizado 26 de abril de 1780, y Francisca Blanco Durán, bautizada 1 de febrero de 1787.

Los padres de don Anastasio fueron José Mateo Castro Umaña, bautizado el 14 de enero de 1742, y Petronila Cayetana Astúa Soto, bautizada el 21 de enero de 1742.

Abuelos de Anastasio fueron Juan Antonio Castro Arias, fallecido antes del 16 de junio de 1756, y Micaela Umaña López de Ortega, Nicolás Astúa Bonilla (1700-1755) y Antonia Josefa Soto 1725.

Los padres de Francisca Blanco Durán fueron Manuel Cayetano Blanco Barbosa y Manuela Trinidad Durán y Juana Castro.

Acerca de Juan Antonio Castro Arias, podemos afirmar que fue hijo de Juan Rodríguez Castro (nacido en Villa Nava del Rey, provincia de Valladolid, montañas de Burgos, Castilla la Vieja, en 1650. Y fallecido en San José el 9 de junio de 1724, y Petronila Arias de Salamanca, nacida en 1656, pariente del legendario Pedrarias Dávila.

Juan Antonio fue nieto de Juan Rodríguez de Cuéllar5 y Ana de Castro, y de Gaspar Arias de Salamanca y Calvo Chinchilla (1620-1686) y de María de Monterroso (1625-1691) (García Cordero y Mora Salado de la Portilla)

Finalmente le diré que la ascendencia de Nicolás Astúa Bonilla es sumamente interesante, pues nos lleva a personajes ilustres de la Edad Media.

Dejo aquí la copia del enorme documento sobre la familia Castro, que guardaré en mis archivos para posteriores consultas, ahora deseo copiar unos artículos que se escribieron sobre las mujeres de nuestra familia, en una época en la que las damas difícilmente eran entrevistadas. El primer escrito está dedicado a Angelina Castro Méndez, tía de mamá a quien no conocí, pero su historia es muy romántica. Angelina Castro Méndez nació el 16 de julio de 1874, en San José de Costa Rica. Murió soltera en julio de 19l8, tenía preciosa voz y cantaba composiciones operáticas…

Doña Ángela Acuña Brown, en su obra “Mujeres Costarricenses a Través de Cuatro Siglos,” nos cuenta:

Angelina Castro Méndez se educó en el conocido colegio de doña María Águeda Peralta de Rivero. Pasó luego al Colegio Superior de Señoritas, que acababa de iniciar labores, fue alumna distinguida del primer grupo. Descolló en el arte tanto por la modalidad expresiva cuanto por su dedicación. Tempranamente se le manifestó su bella voz y se entregó de lleno, frente al tiempo que nadie mide, a la hermosa tarea de perfeccionarla.

Fueron sus maestros de canto don Alejandro Monestel, en primer término, después don José Campabadal y don Pilar Jiménez. Mucho la distinguió don Jesús Núñez. El estímulo que le brindaron tan bien dotados profesores, convertido por la talentosa artista, en suma prodigiosa de trabajo, la llevó lejos en su carrera de emoción y reconocimiento.

Salió del país. Permaneció tres años en Italia en casa de don Alvice Castegnaro. Asistió al Conservatorio Privado del Maestro Gustavo Castegnaro. Además de las clases que el propio Alvice le daba,(quien se sorprendió con la bellísima voz de Angelina, como se lo escribió a don Anselmo Castro Blanco, cuando le hablaba de las dotes artísticas bucales de la hija). Alumna privilegiada a quien hizo participar no solo en su propia academia, sino en varios otros festivales de arte.

La señorita Castro Méndez, regresó de Italia en el año 1894, coronada de triunfos, con excelentes atestados largos de enumerar, pero que se guardan en las memorias patrias. Tomó parte en muchas veladas musicales de la época. Cundió en torno a ella la admiración. Cantó Angelina, para dicha suya, en una época en que la existencia no padecía de decaimientos espirituales profundos, a pesar de los golpes del destino.

Fue muy aplaudida la diva, en una velada que se dedicó a don Joaquín Bernardo Calvo Rosales, con motivo del centenario de su nacimiento, en marzo de 1899.

Con Cano Aguilar lució sus dotes en la memorable velada a beneficio de la guerra de Cuba, a la salida de la cual fue atacado a tiros el recordado general don Antonio Maceo, quien murió más tarde en su tierra cuba, en 1896, en el combate de Punta La Brava. Cantó también la inolvidable soprano lírica en 1894, en el Festival Artístico dedicado a José Martí. El apóstol de la independencia cubana se hospedaba adonde es la casa del Dr. Miguel W. Angulo.

Angelina salió hacia el Teatro Variedades donde iba a verificarse la velada, en un coche pesetero, acompañada del Dr. Don Antonio Zambrana, del Lcdo. Don Gerardo Castro Méndez, y de un escritor nicaragüense que posteriormente fue muerto a balazos en el Parque Central de San José.

En el año de 1895, también en el Teatro Variedades, doña Ada Le Capellain de Fernández, organizó una hermosa fiesta a beneficio del Asilo de Incurables, y Angelina Castro Méndez fue con su canto la nota más brillante.

En aquella noche de arte, el destino le mostraba a Angelina una luz de ilusión. Entre la concurrencia se encontraba, recién llegado al país, el Marqués Jerónimo Mertignioni, italiano de la Casa Malta Feroni. Se hizo presentar a la joven y bella cantatriz, y comenzó un romance.

En las memorables fiestas del quince de setiembre de ese mismo año de 1895, con motivo de la inauguración del Monumento Nacional, encontrábase Angelina con un grupo de amigas, en el balcón de la histórica casa de don Tomás Guardia,( después casa presidencial) contemplando el inmenso cortejo que por allí pasaba, cuando, acompañado del Coronel don Tasio Castro, llegó también el joven marqués, quien esa misma mañana le hizo presente a la joven su amor por ella, que pronto formalizó en un compromiso matrimonial.

Fue una verdadera pasión la que vivieron los jóvenes prometidos. Vehemente fue el marqués en sus declaraciones. Se concertó la boda para el 16 de julio de 1897. El noble italiano manifestó su deseo de radicar en Costa Rica, compró una finca en la región atlántica.

El 1 de julio de aquel año salió para su nueva residencia campestre, a fin de hacer los preparativos para recibir a la que sería su compañera. Mas el destino se interpuso entre el amor entrevisto y la dolorosa realidad.

El señor Mertignioni contrajo la fiebre amarilla y hubo necesidad de traerlo a la capital en estado de suma gravedad. Murió el día 8 de aquel mismo mes, ocho días antes del día fijado para la boda. Su muerte conmovió a la sociedad, el marqués cerró sus ojos seguro de que se había casado, El cuadro fue desgarrador.

Angelina Castro Méndez no se casó nunca, se entregó a sus cantos místicos, en sus plegarias encontró el consuelo.

El marqués de Mertignioni fue enterrado en Costa Rica. Transcurrido un tiempo su señora madre, doña Marta de Mertignioni pidió el cuerpo de su hijo que fue trasladado a Italia.

También en otro mes de julio, año de 1918, cerró sus ojos la señorita Castro Méndez. Antes de morir pidió que se le enterrase en la tumba que había dejado vacía el cuerpo del hombre a quien amó. La Junta de Caridad no puso objeción alguna. Gestionaron el entierro don Alejandro Aguilar Mora, Cano, y Octavio Castro Saborío.

NO DIGAN MIS HEREDEROS QUE ESTA NO ES UNA HISTORIA PRECIOSA!

Este artículo que le hicieron a Adela Castro, la tía predilecta de mamá, retrata lo que quiero decir, es importante que mis hijas y nietas lo lean de vez en cuando, porque así somos las mujeres que llevamos sangre Castro dentro de nuestras venas.

ADELA CASTRO FUE UNA VIEJECITA HERMOSA, EN SU SILLA DE RUEDAS, SU HÁBITO DEL CARMEN Y SUS TRENZAS BLANCAS, FUE LA ÚNICA TÍA BIS ABUELA QUE CONOCIERON MIS HIJOS MAYORES, CUANDO YO LES LLEVABA A MORAVIA A VISITARLA, EN CASA DE SU HIJA ROSITA GUTIÉRREZ DE CASTRO STEINVORTH.

En la obra “Júbilo y Pena del Recuerdo” de doña Lilia Ramos, se incluye una entrevista que le hizo Nury de Jaramillo a doña Adela, y que fue publicada en La Nación del 15 de agosto de 1964. Incluida también en “La Vida cotidiana de Nuestros Abuelos”

(1801-1910). Y dice así:

Hacia Moravia nos encaminamos, en busca de doña Adela Castro de Gutiérrez, dama que al cabo de noventa y seis años cumplidos, conserva firmes sus facultades mentales y teje crochet primorosamente.

En su casa, cercana al templo de Moravia, la encontramos tomando el sol desde su ventana y contemplando a los chicos que juegan en el patio de la escuela, situada justamente al frente de su dormitorio. Vistiendo el hábito del Carmen tenía sobre la mesa un libro de historia “El Descubrimiento de América”. Lo estaba leyendo para refrescar su memoria. “Ya no me acordaba que fue un 12 de octubre cuando nos descubrió Colón.”

Doña Adela nació el primero de febrero de 1869, en una casona señorial, demolida porque en sus terrenos fue construido el Teatro Nacional. Con ella eran nueve los hijos de un hogar donde cada miembro cultivaba el arte y las Letras. Los más recordados del grupo de hermanos fueron Angelina, quien tenía una linda voz y cantabas varias composiciones operáticas, baladas, etc. Isabel, que tocaba el piano, y Adela, la m{as alegre y buena conversadora, recitaba admirablemente y formaba parte de las tertulias de aquellos tiempos, durante las cuales se escuchaba música, se comentaban sucesos políticos e intelectuales de Europa y América, mientras servían aromáticas tazas de café y chocolate, acompañadas de los clásicos biscochos de queso.

Festiva y siempre sonriente, nos cuentan sus nietos que nunca está de mal humor. Tiene amor por la vida, por los niños. Le gusta conversar con la gente joven y lee íntegramente la prensa de la mañana y tarde.

Está, pues, enterada de cuanto ocurre en el mundo.

Cuando apareció la noticia del Ranger-7, lanzado por los Estados Unidos, doña Adela comentó: ¡Hijo del Padre! Ya se nos va a quedar la luna sin el misterio y encanto de nuestros buenos tiempos!

Ahora le van a ver los defectos, y entonces, adiós romanticismo!

Perteneció doña Adela al primer grupo de alumnas graduadas del Colegio de Señoritas. Ingresó allí cuando contaba catorce años de edad. Y en dos grandes ocasiones, con motivo de la celebración de los cincuenta años de su fundación, y luego en el 75 aniversario recibió el homenaje del cuerpo docente y de todo el alumnado del colegio. En sendas fechas fue condecorada con emblemas de la más alta distinción. Doña Adela se graduó de maestra. Y enseñó durante veinte años, siendo directora de distintas escuelas de San José y fundadora del Instituto de Enseñanza Especial para niños débiles mentales. Contrajo matrimonio con don Manuel A. Gutiérrez.

En los años de juventud su profesor más querido fue don Juan Rudín, quien nos cuenta que le enseñó entre otras cosas, muchas nociones de Astronomía. Para ella no era extraño hablar del sistema planetario, de los espacios siderales, ni aún de los trascendentales ensayos que hacen los científicos de hoy en la investigación interplanetaria.

-Cuéntenos algo de aquellas reuniones culturales en su casa-

Ah sí, eran muy divertidas.- A ellas concurrían nuestros amigos Cleto González Víquez, Juan Rafael Mora y Ascensión Esquivel, que fueron más tarde presidentes de la república. También nos visitaban poetas y políticos extranjeros.

A quiénes recuerda especialmente?

Pues, déjeme ver, entre los amigos que hablaban de revoluciones, de Patria y Libertad, estaba José Martí.

Recuerda cómo era? Si, recuerdo que vestía muy bien y era muy expresivo. Y me acuerdo también de Julio Flores, el poeta colombiano. Para él recité muchas veces. Y aprendí a tocar en la guitarra algunos bambucos que él me enseñó. Mientras teje una primorosa colcha de crochet de grandes dimensiones, nos comenta:

-Mire qué cosa, sabe ? Yo no me siento vieja. Me gusta tanto vivir. Y no puedo estar sin hacer algo, por eso, cuando me canso de leer los periódicos, empiezo a coser.

Recuerda usted doña Adela

Recuerda usted doña Adela las erupciones anteriores del Irazú? A lo que responde- Nunca oí ni vi las cosas que le dicen que hace ahora el volcán. De vez en cuando aparecían señales de material volcánico en las hojas de las plantas, en los sembradíos, pero nunca llegaron a ser tan marcadas ni tan fuertes como ahora…Esto es terrible.!

Y recuerda usted los terremotos?

Recuerdo mucho del siglo pasado (hace una pausa tratando de recordar la fecha, pero no lo consigue) Aquella destrucción de
Cartago… Qué espanto! Entonces vivíamos en una casa esquinera del Parque Central. Pasábamos las noches durmiendo en el quiosco…

Conoce otros países?- Solamente Panamá. Allí estuve en la época de Belisario Porras, que fue presidente, porque mi sobrina Alicia Castro era su esposa y me invitaron a pasar allá una temporada.

Cuál es el secreto de su longevidad? El secreto que yo digo a gritos es:. no fumar y tener método para todo, comidas a las horas, sueño a las horas y trabajo a las horas también. Nada me hace daño y creo que yo no soy un estorbo para los míos…

Le gusta el cine?Por supuesto, me parece maravilloso, hace algún tiempo que no voy, pero la última vez vi una película bellísima:” Los Diez Mandamientos”.

Cuál es el santo de su devoción? El Corazón de Jesús, a El le confío mis asuntos.

Qué opinión tiene doña Adela de los jóvenes de hoy? Me gusta mucho la gente joven de hoy, y los niños también…pero…

Pero qué? Hablando resueltamente lo dice:

Lo que no me gusta de ustedes son las vestimentas. Con esos ceñidos pantalones, las mujeres no se cubren, sino que enseñan todo lo que tienen. Ah!, nuestros trajes eran tan bellos, finos, elegantes, y sobre todo señoriales. El señorío es muy importante en una mujer.

Qué iba a decirnos de los niños? Estos niños de hoy son tan inteligentes, tan vivos! Mucho más despiertos que los de mi época. Y diga usted mijita en su reportaje que yo no me siento vieja!


4 comentarios:

Monica dijo...

Hola! Muy interesante y buena investigación, sin embargo aclaro lo siguiente para completarla:
Antonio Trejos Donaldson (antes López Calleja) se casó con Flora Gómez Calvo. Sus hijos son Flora Trejos Gómez casada con Fernando Leiva Runnebaum (hijas: Irene -casada con Luis Pedro Urrutia-, Rocío-casada con Alejandro Antillón Appel-, Mónica y Adriana). María de la Luz Trejos Gómez casada con Mario Guardia (hijos: Melania-casada con Juan Fernando Letona-, Mario y Ximena) Esteban Trejos Gómez casado con Cecilia Vives (divorciados. Hijas: Carolina y María José-casada con Giancarlo Pucci Golcher)

Luis dijo...

Querida Copi
Soy Luis Diego Castro Gutierrez.
Deberiamos incluir las fotos que tenemos. Yo tengo algunas interesantes, como la del Marquez Jeronimo Mertignioni, un paseo a la finca Hacienda Vieja, en Curridabat, (que fuera de mi abuelo)sentado y de pie al frente de un paredon en 1910, fotos de don Anselmo Castro Blanco y dona Jacinta Mendez Ramirez entre otras. Te parece que podemos coordinar ese envio.

Ricardo dijo...

Por favor, corriges esto:

"Guillermo Segreda Castro, Lilly Segreda Castro, Arturo Segreda Castro, Fernando Segreda Castro, todos solteros"

Mi padre, Guillermo Segreda, se caso en 1962 con la viuda ecuatoriana, Josefina Guerrero, y adopto sus dos hijos, y luego tuvo sus proprios hijos con ella - yo, Ricardo Segreda, y mi hermano, Alejandro, que murió a los 4 años.

Josue Vasquez dijo...

Hermosa historia, de mi parte muy orgulloso ya que mi abuela es descenciente de don jose anastacio castro astua y francisca blanco duran, muy orgulloso de llevar sangre castro en mis venas